MEZCLA SONORA EN RADIODIFUSIÓN ::
+ Las fuentes sonoras + La mesa de mezclas + Sistema de monitorización + El procesado de las señales sonoras + La mezcla entendida como continuidad  Por regla general, en un estudio de radio, encontramos un conjunto de aparatos electrónicos que podemos clasificar en los siguientes apartados:   LAS FUENTES SONORAS   En un estudio de radio encontramos un conjunto de fuentes de sonido, una mesa de mezclas, los equipos de procesado, y sistema de monitorización. Encontramos, por un lado, la microfonía del locutorio, por otro las híbridas para las conexiones telefónicas y los platos giradiscos, magnetófonos de bobina abierta 1/4”, y cartucheras, los tres cada vez mas en desuso, y lectores de CD, individuales o Juck Box, DAT, Mini Disc y terminal de sistema de automatización de radio.   LA MESA DE MEZCLAS   En lo tocante al numero de entradas, este es de 16 aproximadamente, para poder absorber todas las fuentes que se utilizan.
La ecualización se aplica únicamente sobre la microfonía, las líneas telefónicas y RDSI dado que el resto de fuentes sonoras como músicas o cuñas publicitarias ya vienen “tal como deben sonar” con lo que no tiene ningún sentido aplicarles una sobre-ecualización, y menos teniendo en cuenta que la ecualización disponible en un canal de mesa es paramétrica, no utilizable para un master. La apertura de los micrófonos se realiza mediante interruptor (en el mejor de los casos), de forma que las cremalleras (faders) de los micrófonos se mantienen siempre arriba.
Las posibilidades de envío son muy limitadas, reduciéndose en ocasiones a dos salidas de programa independiente y ninguna salida auxiliar, con lo que la complejidad de utilización no se presenta por la capacidad de enrutamiento.
La monitorización se realiza a través de la preescucha, sin cortar la audición del programa a través de los monitores principales.   SISTEMA DE MONITORIZACIÓN   Por lo que respecta a la monitorización “visual”, en la radio se trabaja con medidores tipo VU-metro, que son los que dan una referencia del nivel medio de la señal, obviando los picos de corta duración.
En el caso de la modulación de frecuencia, FM se modifica la frecuencia de la portadora a partir de las variaciones de nivel de la señal de audio. De forma muy resumida, la frecuencia de la portadora se hace mayor, desvía mas, cuanto mayor es la señal de audio.
Las emisoras de FM tienen asignado un máximo de desviación de frecuencia; en la figura el caso particular de Irola Irratia 107.5fm.   Si una emisora sobremodula, provoca una excursión excesiva de la portadora, ocasionando, entre otras cosas, interferencias a las emisoras vecinas de frecuencia. El efecto de la sobremodulación se traduce en una distorsión en el sonido recibido por el/la oyente, como si el altavoz estuviera agrietado.
En definitiva, cuando se trabaja en radiodifusión, tanto si es FM como AM, es vital controlar el nivel de modulación que se genera en el estudio; pero, existe un problema: el técnico/técnica de radio, trabaja en directo y a menudo, debe hacer cambios de fuente sonora a gran velocidad, con lo que al subir la cremallera (potenciómetro) para dar paso a la señal, el nivel puede ser excesivo, y modular demasiado en la mesa, con lo que se hace imprescindible el procesado de dinámica.   LA MONITORIZACION EN RADIO
La monitorización en radio es una cuestión muy particular. Se trata de un trabajo en directo y se debe tener control de diferentes sonidos, siendo diferente lo que deben escuchar el técnico/a y el conductor/a del programa.
Mesa de mezclas. En el CONTROL se debe escuchar en todo momento el programa que esta saliendo al aire, pudiéndose elegir entre el programa que sale de la mesa de mezclas o bien la señal que se recibe a través de un receptor de radio. Con este ultimo método se controla, además, que la emisión esta saliendo al aire y se recibe correctamente. Es aconsejable un sistema de monitorización de calidad para poder poner un buen volumen y apreciar mejor los matices, siempre y cuando la persona que esté en el control no vaya a intervenir ya que sino sería inevitable un acople a no ser que se tenga la función de cortar monitorización cuando los micros están en el aire.
Por otro lado se deben monitorizar las fuentes sonoras con el fin de situarlas en el punto de inicio para ser disparadas; Las funciones PFL y SOLO (pre-escucha) permiten hacerlo. Están compuestos a base de pequeños monitores o cascos. A través de éstos se escucha también a las personas del estudio cuando están fuera de antena.
La monitorizacion en el ESTUDIO debe permitir la escucha del programa, pero teniendo en cuenta que en su interior se utilizan micrófonos y, por tanto, debe evitarse eI acoplamiento. De esta manera, cuando los micrófonos están cerrados, a través de los monitores del estudio se sigue el programa y cuando estos se abren, se corta dicha monitorizacion. Las personas que se encuentran en el estudio deben llevar auriculares, para a través de estos seguir la programación y los posibles avisos que desde control se hagan. Las mesas de radiodifusión incorporan dos salidas de auriculares, una para la persona/s que se encarga del programa y otra para las invitadas, de forma que los avisos que se dirijan a unas no sean escuchadas por las otras.   EL PROCESADO DE LAS SEÑALES SONORAS
El procesado en radio es un recurso muy poco utilizado; los efectos habituales en estudio no tienen prácticamente aplicación. Su utilización queda restringida a algún efecto especial para un programa concreto, pero siempre con carácter esporádico. El procesado que si que es imprescindible es el de dinámica (los compresores, limitadores y demás).
La importancia de los niveles sonoros en radio
1-. IMPRESCINDIBLE evitar en todo momento la sobremodulación.
2-. Un programa de radio con mucha dinámica puede producir en el oyente varios efectos: * Cuando la dinámica es elevada, es decir hay mucha diferencia de nivel entre el máximo y el mínimo, el nivel medio de programa se reduce. Para paliar este efecto se sube la ganancia y se aplica compresión para evitar la distorsión.
*Por otro lado, la radio es un medio que se oye, aunque no se escuche continuamente, con lo que es importante que el nivel se mantenga dentro de unos márgenes, dado que si no puede producir fatiga en la audiencia.
Por último indicar que el procesado de dinámica no se limita, sin embargo a la función de leveler o de compresor/limitador. Con el fin de conseguir un sonido adecuado al tipo de programa o estilo de la emisora, se realiza un procesado de dinámica selectivo por bandas, de forma que se pueda potenciar lo que se desee, sin producir efecto de bombeo o afectación del nivel del resto del espectro.Más sobre procesado de sonido.
LA MEZCLA ENTENDIDA COMO CONTINUIDAD
La mezcla en radiodifusion
esta intimamente ligada al ritmo
y la continuidad La mezcla en radiodifusión esta íntimamente ligada al ritmo y la continuidad; no se trata de mezclar simultáneamente muchos canales con sus correspondientes retornos de efecto, sino que se trata de dar entrada, en cada momento, a la fuente mas adecuada. Coincidirán varios micr6fonos abiertos con, a lo sumo, una música de fondo. El sentido de la mezcla en radio tiene que ver con la correcta realización de las transiciones de música a voz, de voz a publicidad y de cuna publicitaria a cuna publicitaria.
La continuidad no se percibe de forma consciente, a no ser que se produzcan blancos excesivos, pero es uno de los factores que condicionan a que la opinión sobre una determinada emisora sea buena o no.
En definitiva, la mezcla en radio no depende de lo bien ecualizados que estén los temas musicales, ni el acierto que se ponga al elegir un efecto, sino que el éxito se habrá alcanzado si los/as oyentes escuchan una programación continuada en la que todo entra a su tiempo y de forma “automática”, sin que llegue a plantearse el trabajo de destreza, habilidad y coordinación que se encuentra detrás.

Written by 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*